Dra. Zenaida Cenorina Briceño Ahumada

Viernes 19 de octubre de 2018, 13:00 hrs. Aula E-17 (Módulo E, Planta alta)

Fotogalería

Constancia

Dra. Zenaida.png

Con un estudio de frontera científica cuyos campos de aplicación son a nivel laboratorio e industrial, Zenaida Cenorina Briceño Ahumada logró doble titulación a nivel doctorado en Ciencia de Materiales por el Departamento de Investigación en Polímeros y Materiales de la Universidad de Sonora, así como por la Université Paris-Saclay, en Francia.
Su tesis tiene orientación hacia aplicaciones tanto en el ramo farmacéutico como en la cosmética, en la recuperación de petróleo, así como en los nanorreactores para la fabricación de otros materiales, entre otras.
“Mi estudio se caracteriza por ser muy peculiar, ya que aborda la elaboración de espumas, las cuales están siendo cada vez más importantes en la fabricación de materiales para llevárselos al espacio, por lo que, quizá por ser ligeros, en un futuro puedan tener aplicaciones mucho más relevantes”, dijo.
Briceño Ahumada informó que estudió la forma en que fluyen dos estructuras formadas por surfactantes, y advirtió que éstas son sustancias que se encuentran en diversos materiales que se usan diariamente, como champús y detergentes para trastes.
Como característica principal, indicó, los surfactantes contienen una región afín al agua y otra que no lo es, por lo cual esas sustancias pueden estructurarse en diversos arreglos.
“De ellos, estudié dos: uno llamado fase esponja y el otro, fase lamelar. Ambos tienen diversas aplicaciones, tanto en el laboratorio como en la industria. La fase esponja tiene aplicaciones en el sector farmacéutico y como nanorreactor para la fabricación de otros materiales, mientras que la seuda es un cristal líquido liotrópico que se utiliza en farmacéutica, cosmética y en recuperación de petróleo, entre otras aplicaciones”, apuntó.
Dio a conocer que en los experimentos realizados se estudió cómo fluyen esas dos estructuras y su comportamiento ante la aplicación de un esfuerzo para saber si podía haber un cambio estructural en ellas. “Esto es importante porque, bajo flujo, es posible obtener otras estructuras con diferentes aplicaciones”.
Por otro lado, dado que los surfactantes pueden ser utilizados para elaborar espumas, también nos enfocamos en este tema. Se prepararon espumas con las dos estructuras mencionadas previamente, para observar qué tan estables eran y estudiar los mecanismos que las hacían evolucionar con el tiempo, encontrando resultados bastante interesantes, agregó.

Información vía Gaceta UNISON


Algo de materia blanda: espumas

Advertisements