Dra. Lourdes Mónica Bravo Anaya

Viernes 26 de octubre de 2018, 13:00 hrs. Aula E-17 (Módulo E, Planta alta)

Constancia
Fotogalería

Dra. Mónica Bravo.png

La Dra. Lourdes Mónica Bravo Anaya recibió sus doctorados en Ciencias en Ingeniería Química y en Mecánica de Fluidos, Procesos y Energía en el 2015 por parte de la Universidad de Guadalajara (México) y de la Universidad de Grenoble (Francia), respectivamente. Actualmente, lleva a cabo una estancia Post-Doctoral en el grupo de “Polímeros Auto- ensamblables y Ciencias de la Vida”, dirigido por el Prof. Sébastien Lecommandoux en el LCPO (Laboratoire de Chimie des Polymères Organiques, Bordeaux, Francia). Sus intereses actuales en investigación incluyen el estudio de propiedades físico-químicas y reológicas de polielectrolitos como el ADN en soluciones acuosas, los procesos de adsorción de ácidos nucleicos mediante métodos electroquímicos, las propiedades físicoquímicas y aplicaciones de polisacáridos y polipéptidos, la dinámica de soluciones diluidas y con enredamientos de moléculas de ADN, los procesos de compactación de ADN y ARN a través de interacciones electrostáticas, el desarrollo de nanovectores a base de polisacáridos y de polipéptidos de tipo elastina para la terapia génica. La Dra. Mónica Bravo ha sido galardonada con el Premio de Ciencia y Tecnología del Estado de Jalisco 2016 (México) y con más de 6 premios en congresos nacionales e internacionales. Hasta ahora, ha presentado más de 15 presentaciones orales en conferencias internacionales, es miembro del Sistema Nacional de Investigadores de México, miembro de la ISE (Sociedad Internacional de Electroquímica) y miembro del GFR (Groupe Français de Rhéologie).


Biopolímeros a base de polipéptidos de tipo elastina: desarrollo, síntesis y aplicaciones

Seminario Mónica Bravo.png

Los polipéptidos de tipo elastina (ELPs) son biopolímeros compuestos de una secuencia de repetición pentapéptidica Val–Pro–Gly–Xaa–Gly, en donde el residuo huésped (Xaa) puede ser la combinación de cualquier aminoácidos con excepción de la prolina (Pro) [1]. El uso de ELPs en aplicaciones biomédicas y biotecnológicas específicas se ha desarrollado principalmente dadas sus propiedades de autoensamblaje como respuesta a distintos estímulos. En efecto, estos biopolímeros experimentan una transición de fase reversible que puede ser activada mediante estímulos ambientales diversos, tales como fuerza iónica, temperatura y pH. El polipéptido es soluble en agua por debajo de su temperatura de transición (Tt), también conocida como temperatura de solución crítica inferior (LCST por sus siglas en inglés). La transición de fase puede verse afectada por la composición del residuo huésped en las unidades sucesivas de repetición del ELP, por el tipo y concentración de cosolutos y por el peso molecular y la concentración del ELP [2]. Actualmente, el campo de aplicaciones de los ELPs ha crecido en diversas tecnologías debido al posible control de sus propiedades fisicoquímicas y a la adición de funciones biológicas. Por lo tanto, diferentes secuencias de ELP han sido conjugadas con moléculas orgánicas pequeñas, fármacos y oligonucleótidos. Nuestro grupo de investigación actualmente explora, por una parte, el uso de ELPs catiónicos para la compactación de material genético (ADN plasmídico y oligonucleótidos) como un sistema innovador de liberación genética que permita mejorar la eficacia de las terapias génicas. Por otro lado, se ha llevado a cabo la introducción de monosacáridos en la cadena principal de ELP para investigar las respuesta termo-sensible de los glicoconjugados resultantes y se ha estudiado su interacción con distintas proteínas de interés.
[1] J. R. Kramer, R. Petitdemange, L. Bataille, K. Bathany, A.-L. Wirotius, B. Garbay, T. J. Deming, E. Garanger and S. Lecommandoux, ACS Macro Lett. 2015, 4, 1283−1286.
[2] D. E. Meyer and A. Chilkoti, Biomacromolecules 2004, 5, 846-851.